miércoles, 2 de octubre de 2013

Reseña: Diario de una friki: una nueva vida, de Anna Cammany (texto) y Àlex López (ilustraciones)

Título: Diario de una friki. Una nueva vida.
Autora: Anna Cammany.
Editorial: Montena.
Páginas: 283.
Saga: Diario de una friki 1/?.
Encuadernación: Tapas duras
Precio: 13,95 €
Género: Juvenil

Sinopsis: ¡Hola, Frikis! ¿Sabéis quién soy? Me llaman Lía desde pequeña por mi capacidad grandiosa de liarla... (¡Casi siempre sin querer!). Como dicen los adultos (ZzzzZZzz), todo lo malo se pega, así que no cojáis este diario porque SEGURÍSIMO que a vosotros también os empezarán cosas desafortunada y muy, MUY raras...




Opinión:

Comentario:
Desde el primer momento en el que lo vi me llamó poderosísimamente la atención. He de confesar que, aunque me atraen los libros a modo de diarios, solo me han gustado unos pocos. Pero con este, no sé, lo perciví de una manera diferente. Trasmite novedad al "mundo de la novela-diario", así que me llamó a gritos.
Cuando me dijeron los de la editorial que me lo enviarían, no sé si grité primero y salté después o al revés. Pero todo quedó resumido en un momento: ayer. Ayer fue cuando me llegó y... ¡Qué pasada! Eso sí que fue amor a primera vista. xP

Estructura y narración:
Bueno, como todo diario, está narrado en primera persona. Y, evidentemente, en él no encontraremos capítulos, sino días, semanas y meses. Y no tiene absolutamente ninguna complicación a la hora de leerlo. Es muy, muy ágil y para nada pesado. Hale, ya he terminado aquí. Cortito, ¿verdad? Qué voy a decir de la narración de un diario que no sepáis ya.
Una cosa a destacar que supongo que irá aquí -o no-: las ilustraciones. Ya las veréis un poco más abajo.


Historia y personajes:
Jeje, aquí sí que me voy a explayar. Hacía mucho que no leía algo así. Es un diario que nada tiene que ver con otros que he leído. Es fresco, alegre, divertido y tiene muuuucho humor en sus páginas. Me he reído sin parar durante prácticamente todo el libro. Es tan asdfghjkl (no se me ocurre otra manera de expresarlo) que uno no tarda ni veinticuatro horas en leerlo.
La hisotria, así como el libro, es tan original que solo puedes leer con una sonrisa en la cara y muchas, muchas carcajadas -es lo que tiene identificarse, ¡glups!-. Las cosas que tiene Lía en la cabeza son para troncharse. Me ha encantado su manera de mirar de frente a la crisis (sí, aquí también aparece el tema. Forma parte de la vida desde hace ya un tiempecito, qué le vamos a hacer) y sus planes para ahorrar.
Es absolutamente perfecto para pasar un buen rato y evadirse un poquito de la vida diaria.

Los personajes, aunque familiares y cercanos dados a una vida de lo más corriente, son muy peculiares. Aquí los ejemplos: ¿Dónde se ha visto una abuela con más gancho que un chaval? Podría decirse que es hasta traviesa. Las hay, claro que las hay, pero no acostumbran. Los compañeros de 1º de ESO: ¿seguro que tienen todos doce años? Hay algunos que realmente sí lo parecen, pero me ha llamado múchísimo la atención el comportamiento de Lía y el de sus amigas, Ana y Choco, así como el de Fabián, el compañero de mesa de Lía. Pueden ser todo lo niños que quieran -o les hagan ser- pero para mí que no tenían una madurez propia de su edad. En este aspecto hablo un poco más por Lía. Su manera de pensar y ver el mundo, en mi opinión, no corresponde a su edad. Cuando hay problemas, los cavila con un cerebrito lleno de ocurrencias imposibles propias de los niños, pero no dejaba el asunto ahí; profundiza hasta el fondo intentado hacerlo todo lo mejor posible y de la manera que más beneficie a los demás. Para nada estoy diciendo que los niños de doce años no vean más allá de sus narices, sino que la protagonista me ha sorprendido gratamente. Ha habido momentos en los que pensaba que en realidad tenía quince o dieciséis años, en mayor medida por sus ocurrencias.
Los padres de Lía me han encantado, sobre todo el padre con su "humor sin gracia". Sus comentarios también me han hecho reír más de una vez. 

Para mí será uno de esos libros que, por muy mayor que sea, nunca me cansaré de leer. 

Y el final es... No sé si a vosotros os gustaría, pero a mí me ha encantado. ¡Es súper monis! :'D



Fragmentos:

"Mis padres y Manu, mi hermano mayor, me empezaron a llamar así a los DOS AÑOS, un día que fuimos al zoo. Ese día me pareció que el elefante estaba MUUUY aburrido y decidí que se divertiría muchíííísimo más si yo le tiraba LAS LLAVES DE NUESTRO COCHE.

El elefante se divirtió de lo lindo haciendo equilibrios encima de ellas. Yo estaba la mar de contenta y no paraba de reírme.

Mis padres no se rieron.
Ni una sonrisita.
Nada."




"[...], llegó el primer PROBLEMA. [...]
Y esto es lo que ha pasado:
Primero: han pasado lista y al oír mi nombre he dicho "¡PRESENTE!" bien alto y claro. El profesor ha sonreído y me ha dicho que no hacía falta decir "Presente", que si descíamos "Sí" ya era suficiente. Pues vale. Empiezo bien.
#OLEYO

A segunda hora, la de lite ha pasado lista, "¿Natalia Abellán?" Y he gritado "¡¡Sí!!" y la profesora va y me mira toda seria y me dice: "¿Qué quiere decir, "¡¡Sí!!"? En mi clase decimos "Presente" como en todas partes. Por favor."
Y he puesto una sonrisa medio tonta que TODO EL MUNDO HA VISTO.

GRRRRR... #oleyoalcuadrado

A tercera hora me he puesto nerviosa antes de que llegara el profe. Grrrr... Cuando pase lista...

¿¿QUÉ DIGOOO?? ¿"PRESENTE" O "SÍ"? Por lo tanto, antes de que pasara lista, he levantado la mano y he preguntado:
Lía: Profe, ¿Qué prefiere que digamos: "Presente" o "Sí"?
Profe: ¿Cómo?
Lía: Que si le gusta más "Sí" o "Presente"...
Profe: ¿Cuándo?
Lía: Al pasar lista...
Profe: Ah... ¡Es que yo no paso nunca lista!
          Y veo que aquí la única lista eres tú, ¿eh?
          ¿Cómo te llamas?
Lía: Lía, quiero decir... Natalia.
Profe: Ah. Gracias Lista, quiero decir, Lía...

¡Y TODA LA GENTE DE LA CLASE 
SE HA MUERTO DE LA RISA!
   #oleelprofecolegachistoso"






Y aquí un breve pero claro resumen de mi reacción hacia el libro:

Gracias Lía por la explicación. ;P






Autores:

Anna Cammany (Barcelona, 1974) estudió Comunicación Audiovisual y antes de volcarse en la ficción trabajó creando webs de televisión y deporte y escribiendo guiones para promos, programas de televisión y hasta para un concurso radiofónico (muy simpático).
Cuando finalmente la pasión por la creación de historias pidió paso, se volcó en la escritura dramática y trabajó como guionista de numerosas series de televisión (Ventdelplà, El cor de la ciutat, Infidels...) con las que no dejó nunca de aprender a crear personajes, contar historias y transmitir emociones. Diario de una Friki es su primera incursión en la narrativa de ficción.




No he encontrado una biografía "oficial" de Àlex López, así que os dejo aquí un enlace con todo lo que ha hecho en el entorno laboral (es demasiado largo como para ponerlo aquí).







Gracias a Montena por el ejemplar

4 comentarios:

  1. Quizás le de una oportunidad

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  2. Parece entretenido, pero no creo que lo disfrutara totalmente.
    De todas formas, de momento lo dejaré pasar.
    Gracias por la reseña :3
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tessa, muchas gracias por tu reseña tan cariñosa y amable ¡Adelante con tu estupendo blog! Anna

      Eliminar

Busca en el blog

Yo:

Mi foto
Temporada 19. Capitana del Jolly Roger. Amante de las letras y las notas musicales. Soñadora compulsiva.

¡Únete a los Creadores!:

¿Afiliamos?

Twitter:

Mi Cuenta: RosadMedianoche

¿Quieres?

Sigue el blog por correo:

Estoy cumpliendo el...

Con la tecnología de Blogger.

¿Quieres unirte a la familia?

Grupito de...

¿Y tú?

¿Y tú?