sábado, 6 de abril de 2013

Libros con palabras invisibles

¡¡Hola!!

Esta mañana he entrado en la web El Templo de las Mil Puertas y he encontrado una cosa muy curiosa, curiosísima: 


¿Cuántas veces compramos un libro y lo dejamos en la estantería durante meses o incluso años antes de empezar a leerlo? En 2012 la editorial argentina Eterna Cadencia publicó un libro que no va a esperar pacientemente a que decidamos leerlo. Está impreso con una tinta especial que desaparece al cabo de dos meses por contacto con la luz y el oxígeno.

«El libro que no puede esperar» llega a la librería sellado al vacío. Cuando alguien compra un ejemplar, el librero rompe el envoltorio y comienza la cuenta atrás.
El título elegido para este experimento fue El futuro no es nuestro, una antología de relatos escritos por jóvenes autores latinoamericanos. La editorial ya lo había publicado en 2009, pero decidió relanzarlo cuando la agencia de publicidad DraftFCB propuso este experimento. «El objetivo de esta campaña es recuperar la atención de los lectores hacia el libro impreso, reivindicar a los libreros y a las librerías como espacios públicos de compañía e intercambio que no deben perderse, y promover la carrera de los nuevos escritores a través de esta lectura de carácter urgente».
Es cierto que una de las principales virtudes de los libros en papel es su durabilidad, pero también es verdad que en el mercado editorial actual unos pocos escritores son leídos por mucha gente mientras que la mayoría de autores tienen muy pocos lectores. «El libro que no puede esperar» es una estrategia de marketing muy llamativa, que pretende dar una oportunidad a estos autores menos conocidos.
En 2012, esta original iniciativa recibió un León de Oro, un premio que se da a la creatividad en el campo de las comunicaciones a nivel internacional. Puedes pinchar aquí para ver el vídeo con el que DraftFCB presentó el proyecto al premio.


¿Qué os parece? De aquí se puede sacar un buen tema de debate: ¿Libros infinitos o con un punto atrayente pero final?
He de decir, que en cuanto he visto esto, he pensado que es una idea verdaderamente buena, pero que, a la vez, ¿merece la pena? Quiero decir que, nosotros no solo leemos un libro una sola vez; y una de las cosas que más nos gustan de ellos(al menos a mí), es que puedes volver a las historias que encierran esas páginas siempre que queramos, ¿no? Todo esto lo he pensado si, el libro en cuestión, me encanta; pero, ¿y si no? Pues ¡muy fácil! Yo lo utilizaría como libreta para escribir, dibujar, imaginar... ;)

¿Opiniones? ¿Qué os parece? Todo lo que se os pase por vuestra cabecita podéis dejarlo en los comentarios. 


4 comentarios:

  1. Es una buena idea de marketing, pero yo creo en mi opinión que nada más. En un libro lo que valoramos en papel valoramos mucho tenerlo en la estantería y poder releerlo las veces que queremos. En este caso...¿tendremos que comprar ejemplar nuevo cada vez que queramos repasarlo? ¿Que sentido tendría adquirir este ejemplar por una biblioteca si solo podrán leerlo las primeras personas que lo consigan? Como ya dije antes, una buena idea de marketing, pero pésima idea para los lectores. Esta bien que después como tu dices lo podamos utilizar de cuaderno para tomar apuntes...pero para eso tenemos los cuadernos de verdad mucho más baratos ;) .

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que es bien curioso, aunque yo personalmente no lo compraría. Me gusta releer mis libros de vez en cuando, y claro... xD
    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  3. No me gusta...Y si el libro es genial? ya no podré volver a releerlo?... Nu me gusta. aunque siempre habrá quien por curiosidad lo compre. Espero que sea más barato de lo normal...

    ResponderEliminar

Busca en el blog

Yo:

Mi foto
Temporada 19. Capitana del Jolly Roger. Amante de las letras y las notas musicales. Soñadora compulsiva.

¡Únete a los Creadores!:

¿Afiliamos?

Twitter:

Mi Cuenta: RosadMedianoche

¿Quieres?

Sigue el blog por correo:

Estoy cumpliendo el...

Con la tecnología de Blogger.

¿Quieres unirte a la familia?

Grupito de...

¿Y tú?

¿Y tú?